martes, 1 de noviembre de 2016

Historia y origen de la tiza


Hoy hablaremos en nuestro blog de un producto que todos conocemos y con el que muchos crecimos. Y aunque hoy en día ya muchos colegios e instituciones educativas no lo usan con tanta frecuencia, no deja de tener gran importancia en la educación, el arte y las manualidades.

Nos referimos a la tiza, o gis, como es conocido también en muchos lugares.

¿Sabes de dónde viene la tiza? ¿De dónde se extrae? ¿Cómo se fabrica? ¡Sigue leyendo y entérate!

La tiza, también conocida como yeso y gis (en México) o pastel, es una arcilla blanca que, preparada en barritas, se usa para escribir en las pizarras y, pulverizada, para limpiar metales y para hacer pinturas de fácil lavado. 

Suele llamarse también así al compuesto de yeso que se usa en el juego de billar para frotar los tacos a fin de que no resbalen al golpear las bolas. 

La tiza se elabora generalmente mezclando yeso con agua y algunos otros materiales tales como caolín, y se espera a que fragüe dentro de un molde especial. Una vez que ha fraguado la mezcla, se desmolda y se seca.

Origen de la palabra ‘tiza’

En el alto Egipto existía una isla llamada Gypso en la que abundaba el material que hoy se conoce como sulfato de calcio hemihidrato o yeso. Este material fue conocido y usado por los egipcios en sus construcciones. Por estas circunstancias, los griegos, grandes conocedores de los asuntos egipcios, a esta materia la llamaron gypso. Después, los romanos tomaron la palabra y en el latín se dijo gypsum. De la corrupción de esta voz, en castellano tuvieron origen las palabras yeso y gis. Esta última, no tuvo mucha suerte en castellano y pronto dejó de usarse para nombrar al material.

La palabra cruzó el océano y echó raíces en México, donde hasta la fecha, usan la palabra ‘gis’ para nombrar a ese “lápiz de yeso”.

La tiza también fue utilizada en el México prehispánico, pero durante la época colonial, los españoles aprendieron la palabra náhuatl tizatl “tierra blanca”, de ahí que ahora al gis lo llamen tiza.

Como prueba de su origen, la voz tiza o tizate, como también se le conoce, se encuentra en topónimos mexicanos y centroamericanos como: Tizapán, Tizayuca, El Tizate, todos haciendo referencia a un lugar de “tierra blanca”.

Aunque no existe una fecha exacta de cuando se empezó a utilizar el material conocido como yeso. Los primeros antecedentes históricos del uso del sulfato de calcio hemihidrato se remontan al periodo de los egipcios, quienes le daban diversas aplicaciones como en la construcción, fabricación de vasijas y como vendajes que envolvían las momias. 

Por muchos años fue una herramienta indispensable de los maestros que pasaban horas escribiendo sobre un pizarrón de madera; al final de la jornada terminaban con las manos blancas de los residuos de tiza.

Paradójicamente la tiza junto con el pizarrón son dos herramientas difíciles de dominar. Poder escribir de forma correcta con tiza, con letra de tamaño legible y ordenado, es una práctica que requiere de habilidad visual. 

Desde hace varios años el gis fue sustituido por los marcadores de agua, especiales para pizarrones blancos (de acrílico) y en menores casos los pizarrones electrónicos. Hoy el gis de color es ocupado para otros fines, como teñir el cabello de chicas que buscan un nuevo “look".

Sin duda alguna que la historia de esta herramienta es milenaria. Estamos seguros de que cuando tengas un pedazo de tiza en tus manos recordarás toda la historia que hay detrás de ella.

Y recuerda, en nuestro #MegaStock puedes conseguir tiza de todos los colores. Sólo haz clic aquí: TIZA.

2 comentarios: